4ta CENA DE LA CORDIALIDAD: SABORES DE VENEZUELA Y ORIENTE SEDUCEN A COMENSALES EN PASEO DE TABLAS Y BOCADOS

Publicado el 22/09/2015
El innovador Paseo de Tablas y bocados se realizó el pasado viernes 19 de septiembre, para esta nueva celebración se incorporaron varios chefs que levantan la bandera de las cocinas regionales desde occidente hasta la capital desde la ínsula hasta la región nor-oriental.

Con un inédito y divertido paseo gastronómico de degustación de tablas, bocados y armonías  con aromas orientales concluyó el ciclo de cenas benéficas de Margarita Gastronómica. Las calles de la ciudad de La Asunción albergaron a 40 comensales que disfrutaron el evento gastronómico, donde se involucraron más de 10 cocineros y 40 voluntarios de las escuelas de cocina regionales.

 

El innovador Paseo de Tablas y bocados arrancó a las seis de la tarde del viernes 19 de septiembre, con el encuentro de los participantes en el Hotel Unik, donde Fernando Escorcia, presidente de Margarita Gastronómica los recibió y guió el recorrido, en el cual explicó que para esta nueva celebración se incorporaron varios chefs que levantan la bandera de las cocinas regionales desde occidente hasta la capital desde la ínsula hasta la región nor-oriental, quienes se encontraban en la isla, en ocasión de participar como jurados en el 5to Concurso de Cocina Creativa Margariteña.

 

Cuatro estaciones de tablas con tres bocados armonizadas con licores artesanales de Margarita caracterizaron la jornada. La primera de ellas fue el Instituto Culinario y Turístico del Caribe, donde  los cocineros Sumito Estévez y Miro Popic ofrecieron su propuesta de Aromas de Matasiete con los bocados Capelleti  relleno con tarkarí de chivo en su salsa (Sumito Estévez), ensalada de plátano maduro con orégano fresco del Matasiete y una tapa de papa con aguacate y sardina oreada (Miro Popic). Trío armonizado con la Cerveza Artesanal del Caribe María Guevara, elaborada por  Miguel Soler.

 

Sumito Estévez y Miro Popic ofrecieron la bienvenida a los comensales, destacando el uso de los ingredientes americanos, de la Isla de Margarita,  de Venezuela y expresando su admiración por  la comida del pueblo. Fernando Escorcia cantó las características de la cerveza.

 

El restaurnte D`Abolengo fue la segunda estación. Allí en medio de esa hermosa casona colonial  los chefs Pocho Garcés, Tomás Martino y María Alejandra Noriega ofrecieron como  primer bocado una sopa seca de suero larense en caldo de gallina con tropezón base de chaco y tapa de huevo frito (Pocho Garcés). Como segundo María Alejandra Noriega preparó un Aguinaldo de gallina y chaco con ensaladilla margariteña crocante. La tabla concluyó con la propuesta de Tomás Martino, un  ravioli de camarón relleno de gallina confitada sobre crujiente de batata. Margarita Frappé y Ron Veroes armonizaron la tabla con mojitos de frutales de la despensa margariteña y correspondió a Carolina Noriega cantar el trago.

 

Emocionados por los sabores y tiempos evocados en D`Abolengo los comensales llegaron a otra casona colonial, La Repisa, de  La Casserole Escuela de Cocineros y Restaurant, donde los Chefs Tamara Rodríguez y Mauricio García honraron las montañas asuntinas, el cacao, a los emprendedores locales y la cocina oriental con Mousse de queso de cabra, gelatina de licor de ají margariteño, mermelada de tomate margariteño y galleta de Albahaca como primer bocado, Bosque Tropical vs. Bosque Hidropónico: Ensalada de rúgula parece cochino pero no es, mamey asuntino  y vinagreta de balsámico y chocolate como segundo y El navegao: Cerdito navegao con barbecue de Jobito, kumachi y semillas tiernas de cacao confitadas para cerrar. Cava y Cata ofreció un mojito en la red, que armonizó la tabla, cuya explicación honró al mar y sus frutos.

Finalmente, después de mucha emoción y ya con la camaradería de quien conoce un pueblo porque se encuentra con sus sabores, los participantes de la velada arribaron al Hotel La Plazuela, donde los chefs Pedro Castillo, Rubén Santiago y Sergio de Uralde cerraron el paseo de tablas  y bocados con una Esfera de plátano verde rellena de pesca blanca,  empanizada en naiboa con almíbar de papelón con limón y su rompelicra (Pedro  Castillo), Marmitako de palagar y ají margariteño (Uralde) y finalmente el cierre con Nacarado de Rompecolchón, a cargo de Rubén Santiago. Coctelería local a cargo de la Hacienda El tanque, armonizó esta la tabla.

Felices y con ganas de seguir paseando los comensales expresaron sus instantes favoritos de la velada y en medio del brindis de clausura celebrado en la plazuela se hicieron públicos los resultados de las tres categorías concursantes durante la jornada: Mejor carta cantada, Mejor combinación de bocados y Mejor Armonía. La Repisa, D`Abolengo y  Cava y Cata con el mojito en la red se alzaron como merecedores del premio del público, respectivamente. Todos alegres celebraron por el éxito de la jornada.

Alegres comensales

Carla Cadenas, participante de la cena expresó su emoción por participar en las cenas de la cordialidad “Esto está buenísimo, maravilloso, debería repetirse con más frecuencia, esta cena de cordialidad  nos permite conocernos, disfrutar de la gastronomía margariteña. Es bello ver cómo la gente se dedica a amar lo suyo y conocer nuestro país”.

Ángel Salazar celebró la organización y calidad. “Todo espectacular, excelente, cada día están trabajando mejor. Verdaderamente Margarita Gastronómica es un orgullo para la Isla”

“Definitivamente la alegría de compartir y celebrar en torno a la mesa permitió disfrutar este paseo por cuatro restaurantes, cuatro tablas y 12 bocados diseñados y elaborados por más de 8 cocineros, al tiempo que entre el humor, las armonías, emprendimientos y la energía de los jóvenes estudiantes de las escuelas de cocina abrazaron la invencible esperanza de seguir construyendo con denuedo, día a día, la Venezuela posible, la Venezuela pujante, la Venezuela que no se rinde”, concluyó Fernando Escorcia.

Inés Ruíz

Prensa Margarita Gastronómica